A rodar con la mountain bike

No te pierdes las notas de Cicloturismo

La primera experiencia que vivimos al realizar una nueva actividad es algo que nos va a definir si nos puede gustar o no. Te cuento algunas cosas a tener en cuenta cuando hagas tu primera experiencia mountain bike.

Las distancias de MTB NO son equivalentes con las de ciudad o ruta
Generalmente las distancias son de 10 20 km. Lo primero que pensamos…lo hago muy fácil!
No es así, las distancias en MTB, no son para nada equivalentes con ninguna modalidad en pavimento. Esos 10km de montaña les va a exigir diferente habilidad y destreza para sortear obstáculos, pendiente, tipo de suelo, altitud, incluso otros músculos que no están acostumbrados a usar; además de sumarle la altura de montaña.
Entonces, tómatelo con calma, regula tu energía.

Qué bicicleta necesitas
Para practicar ciclismo de montaña, necesitarás una bici adecuada para la montaña, ya que de ella dependerá la experiencia que vivirás.

Si es tu primera aventura en montaña no necesariamente debes comprar una o decidir no ir por falta de una, puedes pedir una prestada. La mayoría de las veces algún familiar tiene una bicicleta para montaña guardada. Eso sí asegúrate que sea de tu medida.

Para la primera vez, sirve casi cualquier bici de montaña, este es un tema muy extenso y usa diferentes bicicletas; pero al ser nuestra primera aventura generalmente nos tenemos que adecuar a lo que tengamos o consigamos prestado. Si nos gusta ya nos iremos interiorizando que tipo de bicicleta comprar de acuerdo a nuestro físico, aspiraciones y…nuestro presupuesto.

Equipamiento de la bici
A veces escogemos una bici de montaña para usar en la ciudad, pensando en matar dos pájaros de un tiro. Y si la usamos en ciudad más que en montaña, posiblemente la bicicleta ya tiene algunos accesorios “citadinos”: espejos laterales, la parrilla, las llantas lisas, los guardabarros de metal, las alforjas, las dos campanas para hacerte escuchar y los dos o tres juegos de luces que usas.

Cuando llegas a la montaña lo primero que descubres es que se ve un poco ridícula en ese ambiente. Después al iniciar el recorrido tanto ruido de metal chocando con metal te vuelve loco. Sin contar que las llantas lisas se resbalan y derrapan en cualquier charquito o lodo que encuentres en tu camino. ¿Viene el descenso y que pasa? Al querer bajar el sillín no puedes por tanto sistema de luz que llevas o, porque la alforja de herramientas no te deja, si te caes lo primero en estrellarse en el suelo es tu hermoso espejo lateral, etc, etc
Menos es más,  retira todo lo que pudiera estorbar y coloca cubiertas con buen dibujo.

Qué necesitas llevar
Es importante que lleves: casco, guantes, agua y algo que comer. Además de usar ropa adecuada para deporte y acorde al tipo de clima al que vas a ir; así como herramienta y cámara de refacción adecuada para tu bicicleta.

Recuerda que todo lo que llevas, lo cargaras durante la rodada en tu espalda. La mejor recomendación es llevar 1 litro de agua y un litro de bebida isotónica; snacks pequeños como lo son: frutos secos,nueces, almendras y derivados; barritas o galletas; o un sándwich y fruta.

Es importante saber vestir por capas (vamos a hablar de esto en próxima nota). Por lo tanto es mejor llevar un rompevientos y una remera de manga larga, que puedas guardar fácilmente en tu mochila, en cuanto el clima se torne cálido.

Ruedas bien infladas o no tanto?
La presión de aire a la que inflamos nuestras ruedas afecta en gran medida las características de conducción y las reacciones de la bicicleta mientras rodamos.
Cuando la presión de aire es muy alta:
La bicicleta rebota en los obstáculos en general
El rendimiento en las curvas disminuye significativamente
Existe una mayor probabilidad que en terracería pierdas agarre y tracción

Cuando la presión de aire es demasiado baja:
Mayor probabilidad de ponchar por pellizco de cámara
Pérdida de eficiencia en el pedaleo, tendrás exceso de tracción.

Usar ambos frenos
Las bicicletas de montaña usan diferentes tipos de frenos, que después iremos explicando en este espacio. La mayoría de las bicicletas de montaña vienen armadas con frenos de disco; que a diferencia de los frenos V-brake son más potentes, esto es por la necesidad de frenar con más intensidad en un terreno complejo y con obstáculos.
Nunca usar hasta el fondo el freno delantero, ya que en un abajada provocará una caída hacia adelante y usar los dos frenos de manera progresiva para ir controlando nuestra velocidad.
Hay técnicas avanzadas de frenado que nos permiten un mayor control y agilidad en las curvas y descensos, ya lo iremos viendo.

Ver nota sobre neumáticos y frenos

Lleva zapatillas adecuadas
Si llevas unas zapatillas con suela suave, tipo Converse, o aptas para correr,  con los primeros kilómetros del recorrido se empezará a dormir la planta de los pies, sentirás como se te encaja el pedal en la planta; y en el descenso un calambre es casi seguro. Al estar apoyando todo tu peso sobre el pedal, el pie se arquea y se adapta a la figura del pedal, forzando determinados músculos.
También sucede a la inversa, si llevas unas suelas muy duras, como por ejemplo unos zapatos de ciclismo a los cuales no estás acostumbrado o incluso tus pedales no son para ese tipo de zapato, te pasara lo mismo aunque tengas la suela dura.
Una buena opción es el calzado de trekking que se usa para caminar en senderos que tienen una suela con una dureza equilibrada.
Es importante que el agarre sobre el pedal sea bueno, me ha sucedido perder el pedal en una bajada y no es nada lindo quedar “suelto” sobre la bicicleta.

NO Usar audífonos y estar relajados pero atentos

Es casi obvio, pero forma parte de la atención que debes mantener cuando ruedes por senderos fuera de ruta: escuchar, mirar y anticipar con cuidado las piedras, raices, otros ciclistas, etc.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

La Bicicleta