Las bicicletas plegables

IMG_1563La característica principal de las bicicletas plegables es que cuentan con mecanismos de cierres o bisagras, para así reducir su tamaño. Por lo general, para lograr compactarlas lo más posible usan rodados de menor diámetro, siendo los más utilizados los de 20”, aunque en menor medida los hay de 16” y 24” (existen también otros rodados, pero no son tan frecuentes), ya que la dimensión de la rueda es proporcional al tamaño final de la bicicleta plegada.

Algunas de las consultas más frecuentes que hacen quienes se están por iniciar o recién se inician en el uso de bicis plegables:
¿Hay que pedalear más por ser rodado 20?
En marcas donde se usan componentes específicos para este tipo de bicicletas (platos, rodamientos, sistemas de transmisión) y de calidad aceptable, esto no es así. Dado que se utilizan platos más grandes que los convencionales, la relación de transmisión es compensada, con lo cual el avance de la bicicleta frente a vueltas de pedal es equivalente. La única contra que se puede sentir en una bicicleta plegable de buena calidad es que al tener un rodado generalmente pequeño, éste “copia” más las irregularidades del terreno. Aunque esto se puede mejorar con el uso de cubiertas más anchas o sistemas de amortiguación, es éste de alguna manera el precio a pagar por tener una bicicleta que se pueda reducir tanto en tamaño.

¿Cuál es el kilometraje ideal a cubrir con estas bicis?
La variedad de modelos existentes en el mercado es muy amplia, con lo cual no podemos hablar de plegables en general para responder a esto. Pero sí es posible decir que existen modelos que se comercializan que no tienen nada que envidiarle a una bicicleta de ruta de nivel medio en cuanto a velocidad final y distancias a recorrer. La mayoría de las plegables no son bicicletas que tengan como finalidad recorrer distancias considerables o andar a velocidades elevadas, pero conocemos historias de personas que han realizado largas distancias, inclusive con carga.

¿Cuál es la estatura y peso que soportan?
La mayoría de las bicicletas se fabrican siguiendo normas técnicas que tienen definidos ciertos parámetros como la altura y peso máximo del usuario. Casi todas manejan como valores máximos aceptables 1,95 m de estatura y 120 o 130 kg de peso, dependiendo principalmente del rodado con el que cuenten. La norma que deben cumplir (en Argentina se incorporó a la bicicleta plegable como una nueva categoría dentro de norma IRAM 40020, requerida para comercializar bicicletas urbanas) establece esos límites y las bicicletas se ensayan simulando estas cargas en situaciones extremas.

¿De qué material están hechas?
Casi todas son de aluminio, por cuestiones de peso, métodos de fabricación y características frente a la corrosión. No obstante, marcas como Brompton utilizan el acero con soldadura de bronce y así logran valores de resistencia mecánicos similares a las del aluminio con una sección de caños mucho menor. Esto da como resultado una bicicleta que, plegada, tiene menores dimensiones finales, como así también la fiabilidad y nobleza que otorga el acero a través del tiempo y durante la etapa de fabricación.

¿Son seguras?
Sin lugar a dudas, que una bicicleta cuente con mecanismos de pliegue, como ser bisagras o piezas rebatibles, es un tema no menor en relación a la seguridad que otorguen esas piezas en funcionamiento y más aún en situaciones de cierta exigencia, generando un potencial riesgo al usuario. Se han conocido bicicletas plegables, por lo general las más económicas, que sufren de juego en las bisagras o que tienen piezas que fallan en exigencias extremas. Si el uso que se le dará al rodado es exigente se recomienda adquirir marcas con componentes confiables, de buena calidad y que superen normas técnicas establecidas, con el fin de preservar la seguridad del usuario. La IRAM 40020 estableció que los ensayos de uso previo de la bicicleta se deben cumplir también en estas bicicletas con sus mecanismos de pliegue en la posición de uso normal, y que adicionalmente todos estos mecanismos deben contar con sistemas de seguridad secundarios para evitar que se abran accidentalmente durante el uso.

¿Son fáciles de guardar para subirse al transporte público?
Las dos grandes diferencias de las bicicletas plegables actuales frente a las más antiguas son, a nuestro entender, la rapidez con la que se pueden plegar y desplegar y el bajo peso que tienen. Estas dos características han generado nuevas oportunidades de uso en diferentes situaciones, y una de ellas es sin duda la posibilidad de combinarlas con el transporte público. Por lo general uno pedalea desde su casa hasta la estación, luego sube la bicicleta al tren/subte/colectivo para recorrer una distancia considerable y pedalea de nuevo hasta su destino final (y viceversa), cubriendo lo que se llama “la última milla” en estas bicicletas.

Ver nota: las bicicletas plegables Brompton

Condensado de nota publicada por: Muvin | info@muvin.com.ar | www.muvin.com.ar

We will be happy to hear your thoughts

Leave a reply

La Bicicleta
La Bicicleta