El arte de hacer un espresso

El arte de hacer café express
Comprender el proceso de un café espresso es el primer paso en el camino hacia el verdadero arte del café. Para preparar capuchinos, café con leche, y más, es necesario entender primero cómo hacer un café espresso.

La característica más visible de un gran espresso es la “crema”. Cuando vemos el maravilloso remolino de espuma cremosa color oro, usted ha creado una obra maestra de café.

Medidas
Un espresso = 8,5 a 9 grs de café durante 25 a 30 segundos, con una presión de 9 bares
Dos espresso = 18  grs de 25 a 30 segundos con una presión de 9 bares

 

Espresso

Espresso

Los fundamentos del café express
Precalentar la máquina, el portafiltro, y su taza. La forma más eficaz para precalentar el equipo es ejecutar el ciclo de espresso, sin el café.
Después de moler el café, se coloca la cantidad mencionada en el portafiltro.  Ahora presione el café con el tamper en un movimiento suave.
El café ya apisonado debe estar al mismo nivel y bien compactado. Elimine cualquier resto de café sobre el borde superior, ya que la junta que forma el sello hermético con el portafiltro puede convertirse en una costra de café molido si no se tiene cuidado en este paso. Esto podría conducir a un sello con fugas y estropear el sabor de su café.
Ahora, bloquee el portafiltro en la máquina y coloque la taza precalentada debajo de las boquilla.
Arrancar la máquina y comenzar su extracción.La espuma cremosa debe quedar color oro hacia el final cuando se hace correctamente.  Si para completar la taza, el tiempo fue mayor de 25 a 30 segundos, el molido fue demasiado fino, o se apisonó demasiado.. Si el tiempo fue mayor, puede intentar una molienda más fina. Un poco de experimentación que le ayudará a encontrar el sabor que usted desea.

Siga las reglas
Al principio aténgase a las reglas y a medida que adquiera más experiencia, puede comenzar a realizar cambios y refinar el proceso para crear el espresso a su gusto. En ese momento es cuando el arte comienza a emerger.

maquina-cafeEl grano
Granos recién tostados son la clave para un gran espresso. Elija el tostado apropiado para su espresso. Tostados muy ligeros a menudo no tienen suficientes aceites para el buen café expreso. Es probable que desee experimentar con una variedad de tostados y mezclas para encontrar los granos perfectos que se adapten a su gusto.

Molienda
Los tostados más oscuros requerirán una molienda más gruesa que un tostado medio. El molinillo es esencial para lograr el equilibrio adecuado. Los molinillos están disponibles en dos tipos básicos:  molinillos de cuchillas y molinillos de muelas.
Los molinillos de la hoja están diseñadas para cortar los granos de café con una cuchilla girando, como una hélice. Funcionan bastante bien para hacer el café de filtro, pero generalmente no son adecuados para preparar un espresso. Las cuchillas no producen un molido parejo y además generan calor que puede afectar al sabor de los granos.
Los molinillos de muela utilizan dos cilindros opuestos para triturar los granos en un tamaño consistente. La distancia de los cilindros entre sí determina el tamaño del molido. Son mucho más lenta que las de cuchilla, lo que produce menos calor.

La molienda de los granos de café es crucial para el resultado final. Comenzar con una consistencia parecida a la de la sal común. Sentir los granos entre los dedos. No es en polvo, pero es un poco más fino que el azúcar granulado. Los ajustes se realizan con mayor facilidad desde este punto.

Tamper

Tamper

La presión de apisonado
La presión es la cantidad de fuerza utilizada para compactar el café molido suelto. Se realiza con el “tamper” (ver nota relacionada) que generalmente se vende con la máquina.

Temperatura
La temperatura de preparación es la temperatura del agua en el punto donde entra en contacto con el café molido. Esta temperatura es controlada por el termostato de la máquina de café espresso y debe ser 88 a 92 º grados. Se debe precalentar la taza, filtro, boquilla, etc. realizando un ciclo sin café. Esto calentará todo en forma simultánea. Un calentador de tazas también ayudará a realizar el proceso con mayor rapidez.

Presión
La presión ideal debería ser de alrededor de 8 a 9 bares o atmósferas de presión. Aunque algunas máquinas pueden lograr de 15 a 19 atmósferas de presión, esto no significa que van a producir mejor café. A menudo, las presiones más altas dan como resultado un café muy amargo.

La experiencia y la voluntad de experimentar están en el corazón del espresso perfecto.

 

We will be happy to hear your thoughts

Leave a reply

La Bicicleta
La Bicicleta